Piel Mixta

Tratamiento piel mixta

$52.52

Tratamiento piel mixta

  • Leche de pepinos
  • Crema contorno de ojos
  • Astringente de flores
  • Cremigel aloe vera con estracto de sábila
  • Almidón de yuca y arróz
  • Mascarilla de belleza con ácido glicoíco
  • Crema exfoliante con limón
  • Crema de melaslow

Hay existencias

SKU: T002 Categoría:

Descripción del producto

Tratamiento piel mixta

La piel mixta es la más complicada de cuidar debido a que presenta zonas grasas y zonas secas. La zona grasa se hace presente en la llamada Zona T recorriendo la frente, la nariz y la barbilla. En esta zona es donde más se notan los signos típicos de una piel grasa: poros dilatados, sebo, puntos negros, etc. La parte del rostro externa a la Zona T, es la zona seca. Esto se debe a que la piel en esta zona es más fina favoreciendo su descamación. Al contrario que en la zona grasa, aquí no suelen aparecer granitos y los poros están prácticamente cerrados. Aunque se tenga la piel mixta no hay que utilizar una crema para piel grasa y otra para piel seca, sino una especial para este tipo de piel. Suelen ser fluidas pero algo más untuosas que las especiales para piel grasa. Al igual que el resto de pieles, ésta, también necesita de unos cuidados básicos. Estos cuidados hay que hacerlos con los productos específicos para piel mixta.

MODO DE USO:

Los pasos para todo tratamiento consisten en:

Limpiar, Exfoliar, Nutrir, Tonificar, Humectar y Proteger

 

Paso 1.- Limpiar y desmaquillar el cutis:

Preparar la piel para mejorar la penetración de los activos.

No te laves la cara con jabón, es muy irritante, utiliza nuestro limpiador facial LECHE DE PEPINOS que contiene extracto de pepinos, agentes limpiadores y purificantes, empapando un algodón, procede a retirar las impurezas del rostro. En la zona palpebral (contorno de los ojos), cejas y labios, utiliza nuestra crema contorno de ojos que contiene aceite de ricino, cera de abeja y vitamina E, que van a ayudar a retirar el maquillaje por completo además de nutrir e hidratar la piel dejándola suave y minimizando la formación de las llamadas patas de gallo, aplica nuestra crema con las yemas de los dedos alrededor del contorno de los ojos y luego con un tisú retira el maquillaje de párpados, cejas, labios y pestañas, luego realiza un pequeño masaje con unos ligeros golpecitos poniendo esta crema en la la yema de los dedos así reactivarás la circulación y ayudarás a disminuir las ojeras, luego si deseas retira su exceso con un tisú.

 

Paso 2.- Exfoliar rostro, manos, codos, rodillas y pies:

Es importante activar nuestra piel, retirando impurezas y células muertas. Aplica nuestra CREMA EXFOLIANTE CON LIMÓN Y GRÁNULOS DE LIMPIEZA formulada con sales de aluminio que ayudarán a remover impurezas más profundas que conjuntamente con los beneficios blanqueadores del limón, retiran las impurezas más profundas que taponan tus poros y dan una apariencia acartonada a tu piel. Dando masajes con la yema de los dedos en forma circular removemos todas las impurezas y restos de polución acumuladas en nuestra piel, los masajes deben ser firmes pero suaves por unos 3 a 5 minutos aproximadamente, luego con la ayuda de un tisú retiramos los gránulos conjuntamente con las impurezas de nuestro rostro, esto lo podemos hacer en manos, codos, rodillas y pies (no retirar con agua), hasta que se haya retirado todo su exceso y la piel quede tersa y lozana. Este procedimiento podres realizarlo 1 vez por semana o cada 15 días.

Paso 3.- Nutrir

Ahora que ya hemos limpiado la piel y hemos eliminado las células muertas e impurezas, vamos a aplicar una mascarilla para calmar la piel y para nutrirla con elementos esenciales.

Para ello usaremos la MÁSCARA DE BELLEZA CON ACIDO GLICÓLICO Y VITAMINA E, diluyéndola con unas gotas de ASTRINGENTE DE FLORES hasta que se forme una pasta cremosa, aplicamos en todo el rostro excepto ojos con una espátula esparciendo completamente hasta que todo nuestro rostro quede cubierto por esta máscara blanquecina, la dejamos actuar por veinte minutos y lavamos con agua tibia y jabón, hasta retirar toda la máscara de tu piel.

Así tendrás una piel renovada y activa. Repetir este procedimiento cada 8 días.

 

Paso 4.- Tonificar

El tónico contribuye a refrescar, hidratar, cerrar los poros, equilibrar la piel, revitalizar y rejuvenecer los tejidos de la piel del rostro.

Tonificamos la piel con ASTRINGENTE DE FLORES, empapando un algodón y presionando ligeramente sobre las partes más grasas hasta que la piel absorba el producto.

 

Paso 5.-Humectar e hidratar

Una crema humectante actúa en forma de barrera protectora en la piel evitando la evaporación del agua que contiene el tejido. Además, favorece la retención de agua del medio ambiente, la integra a la superficie cutánea y restablece el manto ácido de la piel, el cual protege el cutis contra la acción de factores dañinos del medio ambiente. Mientras que una crema hidratante aporta la cantidad de agua que necesita la célula para sus funciones metabólicas. Las cremas hidratantes actúan en las capas profundas de la piel Se aconseja usarlas a partir de los 20 años de edad

Hidratamos y humectamos el rostro con CREMA CON SÁBILA, hasta sentir que hemos hidratado y humectado el rostro.

 

Paso 6.- Proteger la piel

Protegemos la piel con bloqueador solar (Cada dos horas) y luego aplicamos el maquillaje de costumbre.

 

Repetir estos 6 pasos diariamente en la mañana y en la noche, con pequeñas diferencias:

  • En el día

Repetir los pasos 1,3, 4, 5 y 6

  • En la noche

Repetir los pasos: 1, 3, 4 y 5