Preparar acondicionador de tuétano y coñac para después del lavado

Ingredientes:

– 2 cucharadas (de postre) de tuétano
– 1 cucharada (de postre) de coñac
–  1/2 cucharada (de café) de aceite de aguacate
– 1/2 cucharada (de café) de aceite de almendras

Modo de Preparación:

Saca el tuétano del hueso y fúndelo a fuego muy lento.

Luego retíralo y cuando se enfríe añádele el coñac y los aceites.

Mezcla hasta que quede bien homogéneo.

Durante cinco minutos date un masaje con este acondicionador en el cuero cabelludo.

Envuélvete el cabello en una toalla y quédate así todo el tiempo posible.

Se obtienen resultados óptimos cuando se deja el cabello envuelto en la toalla durante toda la noche y se aclara a la mañana siguiente con agua tibia.

 

Complemente su tip con nuestros aceites, aceite de aguacate:

Rico en proteínas, minerales y vitaminas A y E. Evita la caída del cabello, nutre y humecta.

 

 

Aceite de almendras:

Acción: Este producto es un purgante natural, suaviza y revitaliza cualquier tipo de cabello seco. Tambien puede usarse como desmaquillante en pieles secas o deshidratadas.

 

FUENTE: cosmeticanaturalcasera.com